jueves, 27 de septiembre de 2007

Reflexion

‘Cada uno de nosotros vive su propio infierno´, si, lo se, se oye muy dramático- parezco película mexicana- o podemos cambiarlo a : ´Cada uno de nosotros vive su propio paraíso´- y se oirá muy cursi – como película francesa- como sea, cada uno vive en su mundo. Lo malo, es que a veces es un pequeño satélite egoísta completamente aislado de la realidad de los demás, ensimismado en sus pensamientos, problemas, asuntos sin resolver, inquietudes, etc. Lo bueno, es que a veces no..
Tal vez detrás de esa actitud indiferente del servidor público, la actitud agresiva del taxista o la soberbia de la cajera sólo se encuentre alguien que quiere que se le escuche, que simplemente escuche ya sean debrayes, reflexiones internas, recuerdos, opinión, mentadas de madre –si, también se valen- un largo y tendido desahogo…. ¿Por que ya no escuchamos? o mejor dicho, ¿Por qué ya no lo sacamos? ¿Por qué nos guardamos las cosas importantes ? y las no importantes?

Ahora que lo pienso tal vez sea esa la razón por la que abrí este blog, por que simplemente quiero expresarme y ser, si quiero debrayar pus debrayo. Por que esto es un pedacito que muestro sin importarme nada, por que así soy y tan tan. Es como sentarme en el diván a contar algo de mi, y dejar ese recuerdo aquí para que no se me escape.

Vi dos abrazos, película mexicana que no fue de mi total agrado, pesimista y sofocada y termine con sueño por que no hay diálogos –parecía película japonesa- pero después de todo refleja que pese a la neurosis que todos tenemos (costo que pagamos por vivir en una de las ciudades con mayor número de habitantes), la agresividad, apatía, desgano, indiferencia, rabia, hastío y demás, seguimos siendo seres humanos y se puede rescatar de la película que no perdamos la capacidad y la sensibilidad para realmente comunicarnos. Creo que después de todo es una película que poco a poco se asimila….

1 comentario:

Ziocyte dijo...

En efecto, lo q dices es casi casi cien por ciento verdad...

Saludos.. q estes bien